2014/06/02

Utopía

Se ató al mástil de voluntad para no dejarse llevar por la belleza del canto, que tenía un “din” de campana puro y un “don” que abarcaba el mundo. Con la habilidad del maestro, tira del cabo de lógica para asegurar el rumbo ante las corrientes de la historia que intentan la zozobra de su barco. Caza las velas ante los vientos imposibles de tradiciones sin mesura, que ponen palos a la rueda de su timón. Atraviesa la niebla de dudas, que se abalanzan como las gotas de lluvia, y avista el puerto de su Utopía que al tocarla desaparece.


@ Samier 2014 06 03