2014/05/23

Candidato

Lo trataban como al papel de fumar. Una salida de tono y todos le justificaban por su trayectoria… cargada de improperios. Las preguntas comprometidas eran de formulación imposible, por vetadas. Deudor de guiones marcados con palabras huecas y descalificaciones de obligado cumplimiento dirigidas al rival próximo. Los otros no contaban. Encajado en el  programa que no había escrito, de sonrisa exultante ante la cámara de la televisión amiga y apertura de boca en ingesta de delicias gastronómicas, mientras los demás eran destinatarios de sus restos, pedía el voto y se despedía hasta la próxima elección, tras el esfuerzo de campaña.


 










© Samier  2015 05 

2 comentarios:

Manuel Montesinos dijo...

Hola Manuel azares de internet y gustos comunes por el microrrelato me traen a tu cas y como me gusta lo que leo por aquí me quedo.
Me has hecho un retrato perfecto del Cañete. me gusta.
Aunque podría ser cualquiera son tan parecidos...
Un saludo te persigo

Manuel dijo...

Muchas gracias por tu comentario, que anima a seguir con esta afición. Espero que en lo sucesivo sientas esas ganas de seguir persiguiendo lo que sale de entre mis dedos y mi cabeza. Sería para mi un buen síntoma.